Un cohete Soyuz con seis satélites, incluido uno chileno, despegó el viernes de la Guyana Francesa en la segunda misión que realiza ese vehículo espacial ruso en este año.

El Soyuz tenía previsto soltar primero al satélite francés de observación terrestre Pléyades 1. Seguirían cuatro microsatélites franceses y al final sería puesto en órbita un satélite chileno de observación terrestre.

El satélite de Chile captará imágenes para mapeo, observación agrícola y administración de recursos naturales, informó la empresa Arianespace, la entidad comercial de la Agencia Europea Espacial que está formada por 13 países.

El Pléyades está concebido para suministrar imágenes para clientes militares y civiles, mientras los cuatro satélites menores servirán para recabar información de inteligencia electrónica para las fuerzas armadas, según Arianespace.

Los satélite tienen un peso de al menos dos toneladas (4.400 libras).

La misión fue la última del año que realiza Arianespace.

En el primer despegue desde el complejo de Arianespace en la Guyana Francesa, un Soyuz fue lanzado a finales de octubre con los dos primeros satélites del sistema de navegación Galileo de la Unión Europea. Ese fue el vuelo inaugural de un cohete ruso fuera de la ex Unión Soviética.