Las autoridades en Beijing ordenaron el viernes a los microblogs en internet solicitar que los usuarios se registren con sus nombres reales, un endurecimiento de normas encaminadas a controlar las redes sociales de rápido crecimiento en China.

Un anuncio publicado en internet señaló que todas las compañías registradas en la capital del país tienen que cumplir con la medida en un plazo de tres meses.

Las normas, emitidas al mismo tiempo por el gobierno, policía y la oficina de administración de internet de Beijing, aparentemente aplican para los 250 millones de usuarios del popular servicio Weibo.com — un sitio parecido a Twitter — sin importar su ubicación porque su operador, el portal chino Sina Corp., tiene sus oficinas centrales en Beijing.

Tencent Holdings, rival de Sina, tiene su sede en la ciudad sureña de Shenzhen. Por ahora se desconoce si el servicio de mensajes de pocos caracteres de la empresa tendría que cumplir con las mismas normas.

China tenía más de 485 millones de cibernautas a finales de junio, más que ningún otro país.

Las nuevas reglas prohiben explícitamente el uso del microblogging para "incitar a asambleas ilegales". Las protestas públicas son ilegales en China y son una preocupación para el liderazgo comunista.

China bloqueó Twitter y Facebook después de que fueron instrumentos para las protestas contra el gobierno en Irán hace dos años, y en su lugar impulsó las alternativas locales en la aparente creencia de que las empresas chinas serían más receptivas a las demandas del gobierno.