Barcelona fue afortunado el viernes en el sorteo de los octavos de final de la Liga de Campeones que le deparó al Bayern Munich como rival.

El actual campeón europeo evitó así tener que viajar a Rusia y jugar con las temperaturas heladas de febrero. Real Madrid, en cambio, no tuvo la misma suerte y se medirá con el CSKA de Moscú.

"Para nosotros, lo más importante era no jugar en Rusia, por la temperatura y las distancias", declaró a la AP el delegado de Barcelona, Amador Bernabeu.

"El clima será clave. No estamos acostumbrados a temperaturas tan bajas", expresó el delegado de Real Madrid, Emilio Buitragueño. "Vamos a tener que tomar muchos recaudos".

El sorteo deparó asimismo dos choques entre italianos e ingleses: Milan se las verá con Arsenal y Napoli con Chelsea.

Las otras series son Marsella-Inter, Basilea-Bayern Munich, Lyon-APOEL Nicosia, y Zenit San Petersburgp-Benfica.

Los partidos de ida se disputarán el 14, 15, 21 y 22 de febrero y las revanchas el 6, 7, 13 y 14 de marzo.

El choque Milan-Arsenal será una reedición de un duelo en la misma etapa en el 2008, en el que los ingleses salieron airosos.

"Arsenal nos ganó 2-0 en San Siro. Será un gran partido", afirmó el enviado del Milan Umberto Gandini.

Arsenal ya eliminó a un club italiano, al superar a Udinese en agosto en la ronda preliminar.

Napoli, que nunca ha disputado los octavos de final de la Champions, demostró que está al nivel de los clubes ingleses al llevarse cuatro puntos de sus dos enfrentamientos con el Manchester City por la fase de grupos.

"Ya vimos a Napoli en el mismo grupo que el Man City y será complicado", señaló el secretario del Chelsea, David Barnard. "Desafortunadamente el City fue eliminado, lo que demuestra la calidad del Napoli".

APOEL, el primer equipo chipriota que supera la fase de grupos, es considerado como la Cenicienta de los octavos de final.

"No debemos hablar de la suerte", indicó el presidente del Lyon, Jean Michel Aulas. "APOEL fue excepcional en la primera ronda y empató sus tres partidos como visitante".

Benfica también tendrá que viajar lejos para enfrentar al Zenit, mientras que dos series serán casi derbis locales: Bayern tiene que recorrer una corta distancia para irse a Basilea, ubicado en la frontera entre Alemania y Suiza, e Inter tiene que viajar la menor distancia para visitar a Marsella.

Bayern derrotó a Basilea en la fase de grupos de la temporada pasada, pero el monarca suizo ha mejorado su desempeño desde entonces y eliminó a Manchester United este mes.

"Nuestro objetivo tiene que ser ganar", comentó el vicepresidente del Basilea, Benhard Heusler. "Hay un gran compañerismo en el plantel y cualquier cosa es posible".

La final se disputará el 19 de mayo en Munich.