La empresa Cameron International aceptó pagarle 250 millones de dólares a la petrolera BP mediante un acuerdo extrajudicial para solucionar el conflicto sobre el dispositivo clave en el peor derrame de crudo en aguas de Estados Unidos.

BP dijo el viernes que el convenio fue adoptado "en sus mejores intereses mutuos (de las dos compañías)" y afirmó que "el acuerdo no es una admisión de responsabilidad de ninguna parte".

Las dos empresas están retirando todas las demandas entre sí, informaron ambas en referencia al dispositivo fabricado por Cameron International para evitar explosiones en el pozo de la plataforma Deepwater Horizon de BP que estalló el 20 de abril del 2010.

El arreglo fue adoptado antes de que comience un juicio federal sobre el derrame catastrófico en las aguas del Golfo de México en el sureste de Estados Unidos. El proceso, sin jurado, está previsto para que comience en febrero y determine responsabilidades en la explosión en el litoral de Luisiana que causó la muerte de al menos 11 trabajadores y derramó 757 millones de litros (200 millones de galones de petróleo).

De acuerdo con analistas relacionados con el petróleo y el gas, el arreglo del viernes prepara el escenario para otros acuerdos fuera de la corte. En este momento, Halliburton Corp., que suministro el cemento para sellar el pozo que explotó, y Transocean Ltd., una empresa perforadora, no han llegado acuerdos extrajudiciales con BP. El gobierno federal, varios estados del golfo y muchos otros demandantes tampoco tienen arreglos.

Para las compañías y entidades gubernamentales involucradas, "es mejor hacer la paz que hacer la guerra", describió Fadel Gheit, director gerente de Oppenheimer & Co., un banco de inversiones de Wall Street. Gheit estudia los mercados del gas y del crudo, y examina minuciosamente a BP.

Gheit consideró que todas las partes, incluido el gobierno estadounidense, podrían estar buscando arreglos extrajudiciales en el caso de Deepwater Horizon antes de que llegue a la corte, a la que llamó "el último recurso".

BP dijo que utilizará los 250 millones para costear la limpieza por el derrame y pagar daños a personas, empresas y entidades gubernamentales que resultaron perjudicadas por el desastre. La petrolera afirmó que ha gastado hasta ahora casi 7.500 millones de dólares en esos casos. Pero la firma británica tiene pendiente el pago de otros miles de millones de dólares por perjuicios y multas.

Hasta ahora, BP ha gastado unos 25.000 millones de dólares por el desastre y espera que la cuenta final sea de unos 40.000 millones, dijo Gheit. BP ha recibido 5.000 millones de las compañías con la que ha llegado a arreglos, indicó.