El extécnico de la selección colombiana de fútbol Hernán Darío 'Bolillo' Gómez, rompió hoy su silencio tras el escándalo que suscitó hace cinco meses cuando agredió a una mujer, hecho que le costó no solo su puesto en la selección, sino también su matrimonio y la tranquilidad en general de su vida.

Gómez, en medio de lágrimas reconoció que fue una mala noche, y que si le pegó a la mujer no fue conscientemente.

"Fue una mala noche en donde no tuve fortuna, pero las cosas de Dios hay que recibirlas de la mejor manera, yo no soy una persona que acostumbro a ir a lugares públicos sólo, tengo una pareja estable que es Luz Adriana, aunque en este momento vivimos aparte", señaló Gómez en entrevista con Caracol televisión.

"Pero sucedió en un momento en donde yo venía de unas concentraciones largas, estuve en Toulon con el 'profe' (Eduardo) Lara, pase a la Copa América, en fin, y no se si me dejé llevar, no sé que pasó, me fui a un lugar que ni conocía a escuchar salsa", dijo.

"Estuve tomando vino, después aguardiente, y como yo tomo pastillas para la tensión y algunas para el corazón por la taquicardia, esa combinación no fue buena, y por Dios que yo no me acuerdo qué hice, cómo actué, si era mujer, si era hombre, yo no me acuerdo de nada, pero eso sí tengo claro que nunca he sido un hombre de maltratar mujeres", manifestó.

Sobre la mujer a la que le pegó, Gómez asegura no haber tenido una relación estable con ella. "La invité a salir, pero no sé como es su vida, ni sus cosas, nada, sé que no es una persona mala".

Gómez aseguró que ella no salió a decir nada, ni lo denunció porque sencillamente las cosas no fueron como se dijeron.

"Ella no es que se escondiera, sino que vio tanta doble moral y tanto salvajismo en lo que se decía, vio tantas cosas que no le pareció bueno salir a ese ruedo. Además, si las lesiones personales hubieran sido como se dijo, seguramente me hubiera denunciado penalmente", manifestó el exseleccionador de Colombia, Ecuador y Guatemala.

Gómez habló también del infierno en el que se le ha convertido su vida desde el escándalo, y le pide perdón a todas las mujeres, a su familia, a su hijo, e incluso a la mujer que agredió.

"Yo le pido perdón a todo el mundo, pero quiero decirles que estoy nublado, mal, aburrido, estoy en mi peor época, vuelto nada. Mi mamá se enfermó, mi familia llora, todos estamos tristes, por eso yo quisiera volver a nacer y que no me hubiera pasado esto", aseguró.

Reconoció además que solo ha llorado tres veces en la vida, por la muerte de Andrés Escobar, por la de su padre y por la situación que está viviendo.

'Bolillo' dijo además que no está pidiendo un puesto en la selección, pero enfatizó en el hecho de que su perfil no es el de pegarle a una mujer.

"Yo nunca he tocado a una mujer, y si soy consciente no hubiera pasado eso, y si soy consciente sé que no le he pegado a una mujer, y si lo hice fue de manera inconsciente", señaló,

"No sé cuanto me va a durar la pena, no sé cuanto me va a durar el dolor, ha sido muy duro, yo siento que ya es suficiente, y quiero que me conozcan los que me están señalando", agregó.

Y aseguró que sus enemigos aprovecharon esta situación para dañarlo.

"Algo que quedó claro es que a un técnico de selección lo quiere y lo odian y la gente que me odia aprovechó esto, porque en el fútbol no me pudieron sacar", dijo.

Bolillo se refirió además a la salida de Leonel Álvarez y la posibilidad de traer un técnico extranjero a la selección.

"Leo tuvo la mala fortuna de perder, incluso a los directivos en tres meses se les derrumbó todo, es que no fue solo a mí, sino a la misma selección, y a todos".

"Y al hablar de un técnico extranjero tengo que decir que yo fui extranjero en Ecuador y en Guatemala en donde me trataron muy bien y me fue bien, y no es una idea descabellada, hay muy buenos técnicos extranjeros, pero yo adoro mis técnicos colombianos porque son muy buenos", afirmó.