El procurador del condado de Maricopa, Arizona, dijo el viernes que la decisión del gobierno federal de prohibir que el alguacil local verifique el estatus migratorio de los presos permitirá la liberación de criminales.

Bill Montgomery pidió al presidente Barack Obama que ordene al Departamento de Seguridad Nacional que restaure inmediatamente el acceso a los sistemas federales revocado en la víspera.

El gobierno tomó esa decisión después que el Departamento de Justicia determinó que la oficina del sheriff Joe Arpaio incurría en el "desconocimiento institucional" de los derechos constitucionales de los latinos al reprimir la inmigración ilegal.

Montgomery dijo que la decisión del gobierno federal le impedirá a su oficina aplicar una ley de Arizona que prohibe otorgar la libertad bajo fianza a inmigrantes ilegales acusados de delitos graves.