Un nuevo centro que reúne a representantes de la policía estatal y el servicio de espionaje fue inaugurado el viernes en Alemania y entró en servicio de inmediato para mejorar la coordinación de la lucha contra el extremismo de derecha, dijeron las autoridades.

Las autoridades de seguridad decidieron la integración del centro tras de que saliera a la luz en noviembre que un grupo pequeño de neonazis había cometido al menos nueve homicidios durante varios años sin que ninguno de los responsables fuera detectado en el país.

El centro incluye a representantes de las fuerzas de espionaje y policiales que pertenecen a los 16 estados del país y actúan de manera separada.

Ambas fuerzas tienen previsto compartir información diaria sobre casos, denuncias, análisis nuevos y todo lo que pueda ser de utilidad.

La policía ha efectuado detenciones de personas vinculadas con el grupo de neonazis desde que los fundadores murieron en noviembre en un aparente caso de homicidio-suicidio.