Aunque no se concretó el fichaje del internacional Mauro Camoranesi, el portero de Cruz Azul Jesús Corona dijo el jueves que confía en el plantel actual para buscar el título del torneo Clausura 2012.

Camoranesi, quien nació en Argentina pero fue campeón del mundo con Italia en Alemania 2006, era pretendido por la Máquina, equipo donde jugó entre 1998 y el 2000, pero Cruz Azul anunció que ya no intentaría fichar al jugador que actualmente pertenece al Lanús de su país.

"Debemos de confiar en los elementos que estamos ahora, pero si viene algún otro refuerzo, bienvenido sea. Siempre y cuando venga a sumar y a aportar, las puertas están abiertas", dijo Corona. "Yo estoy a favor de que venga otro pero que se comprometa".

Para el Clausura 2012, Cruz Azul busca terminar con una sequía de 14 años sin conseguir un cetro y hasta ahora sólo ha firmado al delantero Omar Bravo, quien llega procedente del Kansas City de la MLS.

Bravo apenas realizó exámenes médicos el miércoles y no ha sido presentado con el equipo.

"Lo conozco y es amigo mío porque estuve con él en selección y viene a aportar, algo que es muy importante para esta institución, que vengan este tipo de jugadores", agregó Corona.

La Máquina fue eliminada en la primera ronda de la liguilla del Apertura 2011 y la paciencia de sus aficionados comienza a agotarse con cada nuevo fracaso, algo de lo que están conscientes los jugadores de Cruz Azul.

"Te desesperas porque estás haciendo las cosas lo mejor posible durante la semana y no alcanzas los objetivos", dijo Corona. "Pero hay que tomarlo como nuevas oportunidades, no puedes bajar los brazos".

Corona y Cruz Azul arrancan el Clausura 2012 el sábado 7 de enero cuando reciban a los campeones Tigres de Monterrey.

"Por más caídas que hemos tenido tenemos que seguir luchando porque tarde o temprano alcanzaremos nuestros objetivos", consideró Corona.