La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, entregó hoy en Quito la ratificación por parte de su país de la "carta magna" de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y con ello dejó completo al organismo al ser la última nación en hacerlo.

"No deja de darme cierta vergüenza que hayamos sido los últimos", confesó Holguín a la prensa tras la ceremonia, que tuvo lugar ante representantes de los otros países miembros en la cancillería de Quito, porque Ecuador es el depositario del tratado.

"Los últimos serán los primeros", le animó Ricardo Patiño, el canciller ecuatoriano, quien destacó que una colombiana, María Emma Mejía, es la secretaria general de la Unasur.

La entidad cobró vida jurídica en marzo, tras la ratificación de su tratado constitutivo por parte de la Legislatura del noveno país, Uruguay.

En agosto, la Corte Constitucional colombiana aprobó por unanimidad el acuerdo, después de que en enero el Congreso le diera su visto bueno y el presidente del país, Juan Manuel Santos, emitiera el correspondiente decreto.

"Somos de los más comprometidos en este proceso de integración", afirmó en el acto de hoy Holguín, quien destacó la importancia del plan de inversiones en infraestructura por 13.700 millones de dólares aprobado por la Unasur, porque "en la medida en que estemos unidos e integrados físicamente es que podemos estar integrados para otras materias", según dijo.

Los cancilleres de Ecuador y Colombia coincidieron en que los países miembros deberían adoptar posiciones comunes no sólo en aspectos que atañen directamente a la región, sino en temas de interés mundial.

Como ejemplo, Holguín citó el cambio climático, que consideró el culpable de las lluvias torrenciales que ha sufrido su país y que han dejado 147 muertos, unos 31 desaparecidos, al menos 126 heridos y más de 715.500 damnificados, según la Dirección de Gestión del Riesgo de Colombia.

Patiño, por su parte, dijo que la entrega de la ratificación del tratado de la Unión Suramericana por parte de Colombia "nos llena de entusiasmo y nos hace pensar que Unasur cada vez será un espacio de encuentro entre nuestros pueblos".

"Hoy cumplimos y concluimos la tarea", añadió.

Y Mejía, también presente en la ceremonia, dijo que le gusta que su país sea el último "porque de alguna manera es un gesto simbólico también, que es que aquí sellamos eso que es que ya Unasur tiene nombre y apellido".

El organismo está integrado por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.