El nuevo contrato laboral en las Grandes Ligas incluye como una de las innovaciones importantes el incrementar el número de vídeos de repetición que ayudarán a hacer decisiones más precisas sobre algunas jugadas polémicas.

Entre otra medida también se informa de la oportunidad de tener un descanso más prolongado cuando llegue la mitad de la temporada, marcada por el Juego de las Estrellas, así como la posibilidad de que los jugadores cuenten con habitaciones privadas en vez de tener que compartirla con algún compañero durante los entrenamientos de primavera.

Pero una de las medidas que más llama la atención es la que indica que las Grandes Ligas expandirían los vídeos de repetición que permita aclarar y tomar las decisiones correctas en jugadas polémicas.

En ese sentido, los "umpires" deben dar su aprobación, pero no se sabe aún si esa medida podría empezar a funcionar desde el primer día de juegos, en caso de ser aprobada.

Los vídeos de repetición empezaron a implantarse en agosto del 2008, pero solamente son válidos en jugadas en los que un jonrón no sea totalmente claro.

Algunos de los cambios podrían empezar a ser vigentes a partir del próximo año.

Unos de los cambios son que prohibirán a los jugadores hacerse tatuajes con logotipos de corporaciones, y además se está viendo la posibilidad de que los peloteros usen micrófonos durante los partidos.

Mientras que los jugadores han ratificado que conocen los cambios previstos, los propietarios de equipos se reunirán el jueves para emitir su voto.

Entre las nuevas medidas se encuentra la que indica que cualquier jugador que quiera cambiar los números de su uniforme deberá avisar a su equipo con ocho meses de anticipación, o que por el contrario esté dispuesto a comprar todas las partidas de camisetas ya hechas con el número que no desea.

Mientras que el descanso de la mitad de la temporada se ampliará a cuatro días, en vez de los tres que se han venido dando hasta ahora.

También consideran cambiar de martes a miércoles el Juego de las Estrellas, mientras que la competencia de jonrones se pasaría del lunes al martes.

Respecto de las conductas de los jugadores, las Grandes Ligas tienen contemplados varios cambios.

Las mayores expulsarán a jugadores que se involucren en apuestas tanto de béisbol como de cualquier otro deporte.

El comisionado podrá castigar a jugadores que violen leyes federales, estatales o locales, ya que esa conducta además de prohibida por las leyes, "afecta el interés del béisbol".

Se contemplan posibles suspensiones por lanzar la bola o el batge de forma intencional a personal no uniformado con la intención de causar un daño.

Esa misma medida se tomará si afecta a un aficionados, a representantes de los medios de comunicación o a umpires; o por dar a conocer sus puntos de vista que cuestionen la integridad del juego, de los umpires, del comisionado o del equipo de trabajo del comisionado.