Una creciente sensación de que los gobernantes europeos no han logrado contener la crisis de la deuda de esa región se extendió el miércoles por los mercados financieros.

Comenzó con una caída del euro por debajo de 1,30 dólares por primera vez desde enero y un aumento en los costos crediticios para Italia. Al final del día de operaciones, el Dow Jones había perdido 131 puntos, los índices bursátiles europeos cayeron hasta un 3% y el oro bajó 76 dólares, con lo que se ubicó debajo de los 1.600 dólares por primera vez en más de dos meses.

Los inversionistas desecharon los activos que se consideran riesgosos y se concentraron en los más conservadores: el dólar y la deuda del gobierno de Estados Unidos.

El mercado está en una etapa de "vender primero y preguntar después", opinó John Canally, estratega de inversiones de LPL Financial.

Desde que los líderes europeos llegaron a un acuerdo para frenar futuros déficits presupuestarios gubernamentales la semana pasada, los inversionistas y las agencias calificadoras de crédito han criticado el acuerdo por no abordar los problemas actuales. "Los mercados están impacientes", dijo Canally. "Todavía no pueden ver cómo todos estos esfuerzos van a estabilizar esta situación".

Las tasas de préstamos para Italia subieron el miércoles en su última subasta de bonos del año. La tercera economía de la eurozona pagó 6,47% en intereses para préstamos de 3.000 millones de euros (3.950 millones de dólares) a cinco años, comparado con 6,30% hace apenas un mes. El aumento encarece los préstamos para Italia y es reflejo de la poca confianza de los inversionistas en la capacidad del país de pagar sus deudas.

El índice Dow Jones perdió 131,46 unidades (1,1 para ubicarse en 11.823,48. Caterpillar Inc. cayó 4,4%, el peor retroceso entre las 30 acciones del promedio industrial.

Canally dijo que el temor de otro colapso bancario como el que afectó a Lehman Brothers en el 2008 supera todo lo demás. Los mercados están tan nerviosos que en la mente de los corredores, una leve baja en el valor del euro o un pequeño aumento en el rendimiento de los bonos italianos es un posible presagio de un colapso bancario.

El Standard & Poor's 500 perdió 13,91 unidades (1,1 para quedar en 1.211,82 y el tecnológico Nasdaq perdió 39,96 unidades (1,6%) para quedar en 2.539,31.

El oro cayó un 4,6% para ubicarse en 1.586 dólares, el precio de cierre más bajo desde el mes de julio. Los precios de las materias primas usualmente bajan cuando sube el dólar, ya que un dólar fuerte encarece los productos, que se cotizan en dólares, para inversionistas que usan otras monedas.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años disminuyó de 1,96% a 1,91% a medida que subía la demanda por activos muy seguros. La alta demanda de deuda estadounidense ayudó al gobierno a vender 13.000 millones en bonos a 30 años a una tasa récord de 2,92%. En una nota a sus clientes, los estrategas de Nomura dijeron que "el apetito insaciable" por bonos del Tesoro a tan bajo rendimiento implica que los compradores de bonos se están preparando para "el final del comercio del euro".

El dólar también subió ante las demás monedas. El euro perdió cerca de un centavo al ubicarse en 1,29 dólares, y ahora ha perdido 3% con respecto a la divisa norteamericana en tres días.

Las empresas energéticas arrastraron a todo el mercado luego que el precio del petróleo perdió 5 dólares para quedar en 94,95 dólares el barril. Apache Corp. perdió 5% y Chevron Corp., 2,9%.

First Solar Inc. perdió 21%, la peor pérdida dentro del Standard & Poor's, luego que la empresa redujo su estimado de ingresos anuales. La industria de energía solar ha quedado severamente afectada por la crisis económica mundial debido a la disminución de la asistencia financiera estatal para proyectos de energía alternativa.

Avon subió 5%, la mayor alza en el S&P. La compañía anunció la tarde del martes que su directora ejecutiva, Andrea Jung, renunciaría. La empresa ha tenido resultados financieros desiguales y está siendo investigada por las autoridades.

El Dow lleva una pérdida acumulada de 3% para la semana, y el S&P ha perdido 3,5%. El Nasdaq ha bajado 4%.

Más de dos emisoras cerraron a la baja por cada una que registró ganancias en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones fue menor al promedio con 4.200 millones de títulos.

En Europa, el índice alemán DAX perdió 1,7% a 5.675 puntos, mientras que el índice francés de referencia CAC-40 perdió 3,3% a 2.976.17. El FTSE 100 británico retrocedió 2,3% a 5.366,80.

Más temprano, el Nikkei japonés cayó 0,4% a 8.519,13, su peor cierre en dos semanas.