Más de 250 insurgentes afganos han entregado hoy las armas en la antigua base española de Qala i Naw, entre ellos uno de los jefes más buscados por las autoridades de Afganistán, Mohamed Yusef Hajji.

Esta entrega, ha informado el Ministerio de Defensa español, se ha realizado en el marco del programa de reinserción puesto en marcha por las autoridades del país asiático y es la más numerosa de las que ha habido hasta ahora.

Los reinsertados pertenecen a quince grupos de insurgentes procedentes de diferentes puntos de la provincia de Badghis y que se han trasladado a Qala i Naw liderados por sus jefes, entre ellos Mohamed Yusef Hajji.

En el acto han estado presentes el jefe del Equipo Provincial de Reconstrucción (PRT) español, el coronel Félix Eugenio García Cortijo, y el gobernador Provincial, Jam Arman, además de otras autoridades nacionales y locales.

Tras entregar su armamento y firmar las actas por la que se han comprometido a abandonar la lucha armada, el gobernador ha elogiado su valiente decisión.

Ha añadido, según el Departamento de Carme Chacón, que este masivo abandono de la lucha armada con la correspondiente entrega de armas ha sido posible, en parte, gracias al buen trabajo del contingente español.

A sus efectivos ha agradecido la labor que están realizando para crear unas condiciones de seguridad, gobernabilidad y confianza que animan al rechazo social a las actividades que realizan los insurgentes.

España, mediante el PRT, ofrece ayuda de primera necesidad a cada insurgente que deja sus armas hasta que aprendan un oficio y se integren en el mercado laboral.

Según el Ministerio, la provincia de Badghis, con más de 1.200 reinsertados, es referencia y modelo en el programa de paz que el gobierno afgano ha puesto en marcha con asesoramiento español.