Los diputados liberaldemócratas, en coalición con los conservadores, se han negado a apoyar una moción parlamentaria que elogiaba la actuación del primer ministro británico, David Cameron, en la cumbre de la Unión Europea (UE).

La moción, sometida anoche a la votación en la Cámara de los Comunes, fue presentada por el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte y alababa la posición tomada por Cameron en la cumbre de la semana pasada en Bruselas, en la que rechazó un nuevo tratado europeo por considerarlo perjudicial para su país.

El Reino Unido fue el único de los 27 países de la UE que se negó a apoyar un pacto fiscal para superar la crisis de la deuda en la eurozona debido a que no se aceptaron las salvaguardas que pedía para la City o centro financiero de Londres.

Con excepción del Reino Unido, los 26 Estados de la UE optaron por un acuerdo intergubernamental, pero el rechazo británico fue criticado por los liberaldemócratas y los laboristas.

En los Comunes, los 57 diputados liberaldemócratas liderados por Nick Clegg (viceprimer ministro) se abstuvieron anoche en la votación de la moción, que, pese a todo, fue apoyada con 278 votos a favor y 200 en contra al término de un debate sobre Europa.

El rechazo de los liberaldemócratas pone de manifiesto las diferencias entre los dos partidos que forman la coalición en lo relativo a los asuntos de la UE.

Fuentes del Partido Liberal Demócrata indicaron hoy que la posición de sus diputados había sido acordada previamente y respondía a la posición manifestada por Clegg de que el rechazo británico aislará al Reino Unido en la UE.

El Partido Laborista del líder Ed Miliband, primero de la oposición, que se opuso a la moción de anoche, ha indicado que Cameron optó la semana pasada en Bruselas por defender la posición de su formación, en gran parte euroescéptica.

El pasado lunes, Cameron debió comparecer ante el Parlamento para explicar el resultado de la reunión de Bruselas, en lo que fue una acalorada sesión por la alegría de los conservadores euroescépticos y el malestar de los principales partidos de la oposición.

Pese a las aparentes fisuras en la coalición por las discrepancias sobre Europa, Cameron dijo que la coalición es "fuerte" y que su misión más importante es afrontar "los muchos desafíos que afronta nuestra economía". EFE