El índice de precios de consumo (IPC) en España subió cuatro décimas en noviembre con respecto al mes anterior, en tanto que la inflación interanual bajó por segundo mes consecutivo y cayó una décima, hasta el 2,9 %, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El componente que más ha influido en esa caída fue la medicina, que cayó el 2,9 % en tasa interanual, la más baja desde enero de 1994, especialmente por el descenso de los precios de los medicamentos y otros productos farmacéuticos.

También influyeron el transporte, cuya tasa interanual se moderó 5 décimas y se situó en el 7,1 %, y la vivienda, con una tasa del 6 %, tres décimas menos que la registrada en octubre.

La inflación subyacente -que excluye la variación de los precios de los alimentos frescos y la energía por ser los más volátiles- se mantuvo en el 1,7 %, con lo que disminuyó su diferencia con el índice general y fue de 1,2 puntos.