Familiares de venezolanos que se definen como presos políticos pidieron hoy al presidente del país, Hugo Chávez, que con motivo de la celebración de la Navidad les conceda el beneficio de la amnistía.

"Vinimos a Miraflores, a la casa del presidente de la República, en un espíritu de reconciliación, para presentarle un proyecto de amnistía para que esta Navidad varios de los presos políticos salgan en libertad", dijo a los periodistas el editor del semanario 6to Poder, Leocenis García, vocero del grupo.

García, en libertad condicional desde el 21 de noviembre tras haber estado detenido tres meses por difundir un polémico fotomontaje que mostraba los rostros de los responsables de los poderes del Estado con cuerpos de cabareteras y bajo las órdenes de "míster Chávez", explicó que el documento fue recibido sin inconvenientes por funcionarios de Miraflores.

El representante de la organización no gubernamental Foro Penal Venezolano Gonzalo Himiob indicó que el llamado proyecto de Ley de Amnistía y Reconciliación Política tiene como objetivo que en las fiestas navideñas "los presos, los perseguidos y los exiliados políticos puedan compartir por fin con su familia".

El documento cita como presos políticos a la jueza María Lourdes Afiuni y los comisarios Henry Vivas e Iván Simonovis.

A mediados de julio pasado, Chávez dijo que los "políticos presos" que estuvieran enfermos merecían beneficios penitenciarios independientemente del delito que hubieran cometido y solicitó a los jueces proceder en consecuencia.

Ya se han beneficiado de esta solicitud los comisarios Julio Rodríguez y Lázaro Forero, jefes policiales condenados por las muertes que dejó el golpe de Estado que en abril de 2002 derrocó brevemente a Chávez, y Alejandro Peña Esclusa, imputado por ocultamiento de explosivos y asociación para delinquir.