El Parlamento de Venezuela aprobó hoy el presupuesto de 2012 por un monto equivalente a 69.264 millones de dólares, un 45 % mayor al de este año y el cual prevé una inflación de entre el 20 y el 22 %, informaron fuentes oficiales.

El diputado oficialista Andrés Eloy Méndez declaró a la estatal Venezolana de Televisión (VTV) que la ley de presupuesto, aprobada con el voto salvado de la alianza de oposición, "sigue teniendo recurrentemente un enfoque de pagar una deuda social histórica".

Detalló que del monto total de 297.836,7 millones de bolívares previstos en el presupuesto, unos 115.717 millones de bolívares (26,7 millones de dólares) van para inversión social.

El presupuesto de 2011 fue de 204.208 millones de bolívares (47.418,9 millones de dólares).

Este año, el presupuesto se calculó sobre la base de un precio promedio del barril de petróleo de 50 dólares y una producción estimada en 3,1 millones de barriles diarios.

Ese precio del crudo está por debajo del valor del barril en lo que va de 2011, que promedia los cien dólares.

Según una nota del Ministerio de Planificación y Finanzas, los ingresos fiscales no petroleros representarán la principal fuente de financiamiento del presupuesto, con el 55,4 %.

Al presentar el proyecto de presupuesto el pasado 20 octubre, el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, detalló que un 22,8 % de los recursos del presupuesto provendrá del sector petrolero y el 21,8 % restante lo aportará el ingreso proveniente de los impuestos internos.

La inflación para 2012 se prevé entre un 20 % y un 22 %, mientras que se espera que el producto interno bruto (PIB) crezca un 5 %.