El Fondo Nórdico de Desarrollo aportará 3,5 millones de euros (unos 4,5 millones de dólares) para la prevención y mitigación del cambio climático en comunidades étnicas de Honduras, informó hoy una fuente oficial.

El proyecto será ejecutado en coordinación con el Banco Interamericano de Desarrollo (BDI), que canalizará los recursos donados por el Fondo Nórdico de Desarrollo, indicó en un comunicado la Secretaría de los Pueblos Indígenas y Afrohondureños (Sedinafroh), cuyo titular es Luis Green.

La nota de prensa señala que según Olga Falck, funcionaria del BID, el proyecto incluye varios componentes relacionados con la prevención y mitigación del cambio climático.

El tema fue abordado en un encuentro que celebró Falck con dirigentes de pueblos indígenas y afrohondureños convocado por la Sedinafroh.

El proyecto con cooperación nórdica será ejecutado en 2012 a través de programas a favor de los pueblos autóctonos que desarrollan el Fondo Hondureño de Inversión Social y la Sedinafroh, cartera creada este año por el Gobierno que preside Porfirio Lobo.

Falck indicó que los pueblos autóctonos poseen conocimientos valiosos que pueden ayudar a detener los efectos del cambio climático.

El proyecto que financiará el Fondo Nórdico de Desarrollo, que tiene su sede en Finlandia, incluye la preparación y capacitación durante un año de dirigentes en el tema de cambio climático.

La capacitación será certificada y llevada a cabo por la Comisión Nacional para el Desarrollo de la Educación Alternativa no Formal en Honduras.

Además, según indicó la Sedinafroh, el mismo proyecto permitirá la concesión de dos becas por cada pueblo autóctono para que jóvenes cursen estudios universitarios y después regresen a desempeñarse como profesionales en sus comunidades de origen.

También se brindará apoyo a pequeños proyectos de energía renovable en pueblos indígenas.

Según Falck, la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) registra que los departamentos de La Paz, limítrofe con El Salvador, y Gracias a Dios, colindante con Nicaragua, son los menos iluminados de Honduras y, por una coincidencia, ambos cuentan con poblaciones indígenas, indicó la Sedinafroh.