El Consejo de Seguridad de la ONU decidió hoy ampliar por siete meses el mandato de la misión de paz del organismo internacional en Chipre y pidió a los líderes greco y turcochipriotas a acelerar las conversaciones de paz para lograr la reunificación de la isla mediterránea.

Los quince miembros del máximo órgano internacional de seguridad aprobaron por unanimidad una resolución que alarga la misión de paz de la ONU en Chipre (UNFICYP), desplegada en la isla desde 1964, hasta el 19 de julio de 2012.

En el texto se aplaude "los alentadores avances" logrados hasta el momento por las partes en las negociaciones que Naciones Unidas ha patrocinado y se subraya que ahora existe una "una perspectiva de nuevos avances en los próximos meses para lograr una solución duradera y completa".

El Consejo de Seguridad animó a los líderes chipriotas a intensificar el ímpetu del que disfrutan las negociaciones, a comprometerse en el proceso "de manera constructiva y abierta", y a trabajar para lograr "puntos de encuentro" en los importantes asuntos que quedan pendientes.

El máximo órgano de decisión de la ONU destacó que esos avances son necesarios de cara a la reunión que los líderes greco y turcochipriotas deben mantener el próximo mes con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

La última vez que los líderes grecochipriota, Dimitris Christofias, y turcochipriota, Dervis Eroglu, se reunieron con Ban fue los pasados 30 y 31 de octubre en Nueva York, donde se dieron un plazo de dos meses para resolver cuestiones pendientes y negociar un acuerdo de reunificación que conduciría a una conferencia de paz.

El litigio chipriota se remonta a 1974, año en el que el Ejército turco invadió el norte de la isla en respuesta a un golpe de Estado que buscaba la anexión del territorio a Grecia.

Desde entonces, la República de Chipre, de mayoría griega, cuenta con el reconocimiento de la comunidad internacional, y desde 2004 es un Estado miembro de la Unión Europea (UE), mientras que la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre (RTNC) sólo es reconocida por Turquía.

Ambas partes están interesadas en encontrar una solución, dado que el ingreso de Turquía a la UE será vetado por Grecia mientras el conflicto de Chipre siga pendiente y el Gobierno chipriota quisiera llegar con este asunto resuelto a su primera presidencia semestral de la Unión, prevista para la segunda mitad de 2012.