Decenas de discapacitados bolivianos protestaron hoy semidesnudos en la ciudad oriental de Santa Cruz para exigir al Gobierno de Evo Morales el pago de un bono anual de unos 430 dólares y una ley que los proteja.

Los discapacitados llegaron a esa ciudad tras recorrer más de 500 kilómetros en sillas de ruedas o con ayuda de muletas desde la población amazónica de Trinidad, de donde partieron hace un mes, explicó a Efe la presidenta de Federación Departamental de Personas con Discapacidad de La Paz, Sonia Mujica.

Los manifestantes se quitaron las camisas y se bajaron de sus sillas de ruedas para llegar a rastras a la plaza principal de Santa Cruz, mientras gritaban la consigna "bono o muerte", mostraron canales de televisión de esa ciudad.

Otros grupos de discapacitados protestaron hoy por lo mismo ante iglesias de La Paz y Cochabamba.

"Lo que estamos pidiendo es que se apruebe la ley de trato preferente para las personas con discapacidad, que incluye un seguro de salud, trabajo, vivienda, educación, además de un bono anual de 3.000 bolivianos (431 dólares)", dijo Mujica.

El senador oficialista Isaac Ávalos señaló que el Gobierno no puede atender la petición, mientras otro diputado progubernamental, Juan Carlos Sejas, anunció que invitará a dialogar a los dirigentes de la protesta.