MOSCÚ, Rusia.- El boxeador ruso de los pesos pesados Román Simakov murió hoy tras estar ingresado en coma desde hace dos días debido a los golpes recibidos durante un combate por el título del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) asiático.

"Este jueves a las 8:45 hora local Simakov murió sin haber recuperado la conciencia", informó hoy el Comite de Instrucción (CI) de la región de Sverdlovsk (Urales) a la agencia oficial Itar-Tass.

Según los datos preliminares, añadió, "el motivo de la muerte del hombre fue un trauma cráneo encefálico severo y una contusión cerebral".

En un intento desesperado de salvar la vida al púgil los medicos le hicieron una trepanación a Simákov, de 27 años, que murió finalmente en el hospital número 24 de Yekaterimburgo, capital regional, donde había ingresado el lunes.

El CI ha abierto una investigación sobre la muerte del deportista, ya que, según algunas fuentes, el árbitro debió de parar mucho antes el combate contra Serguei Kovaliov, de 28 años.

Según el diario digital Gazeta.ru, Simakov se derrumbó en el septimo asalto tras recibir infinidad de golpes en la cabeza de su contrincante, ante los que el fallecido apenas se defendió con acierto durante muchos minutos.

"Lo estoy pasando muy mal. Me da mucha pena. Rezo por el. Me disculpo ante sus familiares. Sabe Dios que no le desee eso. Román, resiste", comentó Kovaliov, quien aseguró que tras lo ocurrido se tomará dos meses de descanso.