El responsable de uno de los mayores mercados navideños de Berlín ha ofrecido una recompensa a quien ayude a identificar a la persona que ofrece bebidas alcohólicas con drogas a los visitantes, diez de los cuales han necesitado atención hospitalaria.

Varios medios locales berlineses informan hoy de que Charles Blume, responsable del mercado navideño de la Alexanderplatz, en el corazón de la ciudad, ofrece 1.000 euros a quien ayude a capturar a dicho envenenador, cuya última víctima se desmayó este lunes en su mercadillo tras ingerir el contenido de un botellín con aguardiente.

"Quien le capture recibirá la recompensa inmediatamente", afirma Blume en declaraciones a los rotativos "Bild" y "BZ", en los que advierte a los visitantes de los mercadillos navideños que no acepten invitaciones a beber de desconocidos.

Un portavoz policial confirmó hoy que hasta el momento se conocen diez casos de personas, algunas de las cuales llegaron a perder el conocimiento, que han sido hospitalizadas tras ingerir bebidas alcohólicas envenenadas.

Las autoridades han advertido de que el envenenador invita a sus víctimas tras contarles que acaba de ser padre y desea celebrarlo o se disfraza de Papa Noel para ganarse su confianza.

Los primeros análisis han determinado que el hombre envenena los botellines o vasitos en los que ofrece alcohol con éxtasis líquido, que altera la percepción y en dosis elevadas conduce a la pérdida de conocimiento.

El primer caso conocido es el de una pareja de jóvenes que fueron envenenados el pasado miércoles, mientras posteriormente se registraron otras víctimas, en su mayoría mujeres.

El sospechoso ha actuado ya en los céntricos mercadillos navideños de Alexanderplatz, Gendarmenmarkt y junto a la Staatsoper, muy próximos unos de otros, pero no se descarta que pueda hacerlo en algunos otros de los cerca de un centenar que hay abiertos en Berlín.

Según la descripción de sus víctimas, el envenenador es un hombre de unos 45 años, 1,80 metros de estatura, cabello rubio oscuro y rostro redondo, con gran capacidad comunicadora y que despierta simpatía.

La policía ha pedido los ciudadanos que adquieran bebidas sólo en las casetas oficiales de los mercadillos navideños y rechacen toda invitación, así como que denuncien cualquier oferta sospechosa. EFE