El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, consideró hoy que en la recién concluida XVII Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático (COP17), celebrada en Durban (Sudáfrica), se impuso "una dictadura" de la minoría, aunque instó a los países en vías de desarrollo a "mantener la batalla".

"Allí se impuso el sistema de Naciones Unidas. Aunque en Naciones Unidas los países en vías de desarrollo hacemos la inmensa mayoría, allí se nos impone la dictadura de una minoría", denunció el jefe de Estado nicaragüense durante un acto público.

La COP17 terminó el domingo en Sudáfrica con la aprobación de la Plataforma de Durban para la Acción Reforzada, un conjunto de acuerdos que incluye un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto.

Este tratado internacional, el único que existe para reducir las emisiones de gases causantes del efecto invernadero, expiraba a fines de 2012 pero ahora se prolongará hasta 2017 o 2020 aunque sin Rusia, Japón y Canadá.

El resultado más significativo emanado de Durban es una hoja de ruta para un nuevo acuerdo climático global que comprometa a todos los grandes emisores, tanto países industrializados como emergentes.

Según Ortega, se impuso "la ceguera de las potencias a aceptar que ellos deberían invertir ya, para ser los primeros promotores de la limpieza del planeta".

Destacó, sin embargo, que los países en vías de desarrollo, de los que, según dijo, son los más afectados por el cambio climático, dieron "una gran batalla" en esa Cumbre.

"Hay que seguir luchando independientemente de que los resultados de este encuentro han culminado en medio de grandes polémicas, enormes contradicciones y una insatisfacción generalizada", abogó.

"Lo importante es que esto (los acuerdos) no vayan a provocar frustración, desmoralización, sino que, al contrario, que esto nos permita hacer más consciencia en los países desarrollados" y en los que están en vías de desarrollo, continuó.

El mandatario nicaragüense se refirió al asunto durante un acto de graduación de cadetes del Ejército de Nicaragua, a quienes dijo que las "nuevas batallas" son preservar el medio ambiente y combatir al narcotráfico y el crimen organizado.