El presidente ruso, Dmitri Medvédev, decretó hoy que la Duma o Cámara baja del Parlamento ruso celebre su primera sesión el próximo 21 de diciembre, pese a las numerosas denuncias de fraude en las recientes elecciones parlamentarias.

Medvédev, cabeza de lista del partido oficialista Rusia Unida (RU) en los comicios del 4 de diciembre, anunció la firma del decreto durante una reunión con los líderes de las cuatro formaciones que accedieron a la Cámara de Diputados rusa.

El líder ruso aseguró el domingo en un mensaje colgado en la red social Facebook que había dado la orden de investigar todas los casos relativos al incumplimiento de la legislación electoral.

A su vez, en su mensaje se mostró en desacuerdo tanto con "las consignas" como con "las declaraciones" que se pronunciaron en el multitudinario mitin de protesta celebrado el domingo en Moscú.

El comunista Iván Mélnikov, vicepresidente de la anterior Duma, aseguró que en la reunión con el jefe del Kremlin abordarían las innumerables falsificaciones y también la configuración de la Cámara de Diputados en la nueva legislatura de cinco años.

Mientras, el líder socialdemócrata, Serguéi Mironov, adelantó que su partido, Rusia Justa, "está en su derecho de exigir una investigación parlamentaria sobre el escrutinio en la noche del 4 al 5 de diciembre".

El último dirigente soviético Mijaíl Gorbachov opinó hoy que las autoridades rusas deben dimitir tras las numerosas denuncias de fraude en las legislativas.

"El mejor paso por parte de las autoridades sería que presentaran su dimisión", aseguró Gorbachov en declaraciones a la emisora de radio "Eco de Moscú".

Gorbachov criticó la reacción de las autoridades ante las demandas -nuevos comicios, anulación de los resultados falsificados, liberación de los presos políticos e investigación de todos las irregularidades- presentadas por la oposición en la multitudinaria protesta del 10 de diciembre en Moscú.

"Veo cómo han reaccionado (las autoridades). Ellos quieren ralentizar el proceso y dilatarlo. Ahora hay elecciones, después fiestas navideñas, vamos a intentarlo (piensan), a lo mejor no pasa nada", apuntó.

Gorbachov añadió: "No podemos permitir que no pase nada. Abogo y abogaré, y es lo más importante, y lo digo delante de todos, que debemos anular las elecciones".