En el área metropolitana fueron asesinados 98 personas por negarse a pagar las extorsiones a las temidas pandillas juveniles conocidos como "maras", y de ellas 11 eran mujeres. EFE/Archivo