Los hermanos Thomas y Christian Meyer, fundadores de Desigual, se han separado profesionalmente después de veinte años en la compañía, han confirmado fuentes de la empresa.

Christian Meyer "ha dejado la compañía para emprender nuevos retos profesionales", se han limitado a señalar los portavoces, que no han querido aclarar si además de irse ha fundado la firma de moda "On Top", una marca de nueva creación impulsada desde Barcelona.

Tampoco han aclarado qué ha pasado con las acciones que Christian Meyer tenía en Desigual.

Los principales socios de la empresa Desigual eran hasta ahora estos dos hermanos de origen suizo, y el consejero delegado, Manel Adell.

Desigual tiene 2.800 empleados, 200 tiendas propias, 7.000 tiendas multimarca y 1.700 "corners" en grandes almacenes, según los últimos datos disponibles.

La compañía cerró 2010 con una cifra de negocio de 430 millones de euros, lo que supone un incremento del 43 % respecto a 2009. EFE