Cada año desaparecen en China 20 lagos naturales de los 24.000 del país debido al cambio climático y la actividad humana, según una declaración efectuada en el I Foro de China sobre Lagos celebrado en la ciudad de Nankin (Jiangsu, este), informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Los lagos naturales cubren en China una superficie de 83.000 kilómetros cuadrados y desempeñan un papel importante en el equilibrio ecológico, el control de las inundaciones y la reducción de la sequía.

Pero el cambio climático que sufre el planeta ha originado que se enfrenten a grandes desafíos y mientras que la calidad del agua se deteriora por la actividad humana, los sedimentos se acumulan, el tamaño de los humedales se reduce y los organismos acuáticos sobreviven con dificultad.

"La capacidad de los lagos para controlar las inundaciones y aliviar la sequía se ha visto afectada", añadió el documento.

El ministro de Recursos Hídricos de China, Chen Lei, se comprometió a aumentar la inversión gubernamental en la protección de los lagos durante el foro, en el que participaron durante el fin de semana unos 800 expertos y funcionarios.