El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, lanzó hoy un programa social para el pago "justo" de pensiones a personas de la tercera edad que, según sus cálculos, tendrá un costo anual de cerca de 8.000 millones de bolívares (1.860 millones de dólares).

Chávez anunció hoy la Misión en Amor Mayor para la homologación de las pensiones de alrededor de 700.000 ancianos en situación de pobreza, un día después de haber presentado la Misión Hijos de Venezuela, que subsidia a familias populares y especialmente a adolescentes embarazadas.

"Estamos protegiendo los dos extremos: el que va a nacer y el adulto mayor", indicó el gobernante en un acto al que asistieron centenares de ancianos y que fue transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión.

El mandatario señaló que con el plan piloto de esta misión el Gobierno ya incorporó al sistema de Seguridad Social a 3.814 ancianos de hogares cuyos ingresos son menores al salario mínimo de 1.548 bolívares (360 dólares).

Detalló, además, que hay 205.600 personas de la tercera edad que hasta ahora recibían solo un 60 % de su pensión y que se encuentran en situación de pobreza y otras 65.700 personas que no cotizaron completos sus años laborales.

Otros 400.000 ancianos viven actualmente, también, en hogares pobres sin que hayan cotizado, según Chávez, que espera homologar la situación de todos ellos durante el año próximo.

"Donde quiera que haya un venezolano, una venezolana en edad de por encima de 55 años las damas y 60 años los caballeros y no tengan pensión, avísenos, porque nosotros tenemos que hacer justicia", sentenció Chávez.

Dijo que espera iniciar el próximo día 20 el registro formal de ancianos para este proyecto social.

Asimismo, indicó que la Misión en Amor Mayor supondrá una inversión anual de "cerca de 8.000 millones de bolívares (1.860 millones de dólares)", que se suman a otros 8.000 millones de bolívares de la Misión Hijos de Venezuela, lanzada ayer.

"Son como 4.000 millones de dólares en un año" en estos dos proyectos, añadió el jefe de Estado al rechazar las críticas de la oposición a estos millonarios desembolses para proyectos asistencialistas.

"Allá ellos, que se vuelvan locos", afirmó Chávez tras asegurar que su Gobierno destina de promedio un 62 % de sus ingresos nacionales a lo social.