La aerolínea estadounidense Southwest informó hoy que ha realizado un pedido récord de 150 aviones de la categoría 737 MAX al constructor aeronáutico Boeing, por los que pagará unos 19.000 millones de dólares.

Ambas firmas subrayaron hoy, mediante un comunicado de prensa, que ese es "el mayor pedido de la historia de Boeing tanto en términos del valor económico (unos 19.000 millones de dólares, según precios de catálogo) como en número de aviones".

Con esa adquisición Southwest modernizará su flota, que estará compuesta en su totalidad por aviones construidos por Boeing y que también será la mayor del mundo de la categoría 737, caracterizados por su eficiencia en el consumo de combustible.

Southwest, con sede en Dallas (Texas), es el primer cliente en firmar un pedido del 737 MAX, y en él también se incluyen 58 aeronaves 737 Next-Generation.

La aerolínea recibirá el primer avión de este modelo cuando entre en servicio en 2017, indicaron ambas compañías.

"Southwest es un cliente especial para Boeing y un auténtico socio en la evolución del 737," dijo el presidente y consejero delegado de Boeing, Jim Albaugh, que recordó las más de cuatro décadas de operaciones comerciales entre ambos.

El 737 MAX es una nueva versión remotorizada del avión de pasillo único más vendido del mundo.

Según el fabricante aeronáutico con sede en Seattle (Washington), los nuevos motores LEAP-1B reducirán el consumo de combustible y las emisiones de CO2 entre el 10 y 12 % respecto del más eficiente de los aviones de pasillo único actuales.

Boeing explicó que ese aparato "tendrá los menores gastos operativos de todos los aviones de este segmento, inferiores a los de sus rivales futuros en el 7 %".

"El entorno actual exige mayor rendimiento en combustible y mayor respeto para el medio ambiente", señaló por su parte el presidente y consejero delegado de Southwest, Gary Kelly, quien consideró que con esta adquisición consiguen ambos objetivos.

Kelly señaló también que con esta operación, la aerolínea que dirige "mantendrá su posición como línea aérea de bajo coste en los años venideros".

Con este pedido de Southwest, Boeing cuenta con compromisos de compra de más de 900 aviones 737 MAX por parte de 13 clientes, y ha recibido más de 6.600 pedidos de la familia 737 Next-Generation, de los que más de 3.800 se han entregado ya.

En las operaciones electrónicas previas a la apertura de la Bolsa de Nueva York, las acciones de Boeing ganaron el 1,14 % hasta 71,71 dólares cada una, mientras que en lo que va de año se han revalorizado el 8,64 % y el 10,5 % en los últimos doce meses.

Los títulos de Southwest, por su parte, ganaron el 0,36 % hasta 8,46 dólares cada uno, mientras que en lo que va de año han perdido el 35,05 % y el 34,65 % en los últimos doce meses.