El líder del partido Consejo Por la República (CPR), Moncef Marzuki, es el único candidato que ha cumplido con los requisitos necesarios para optar al cargo de presidente de Túnez.

Otras nueve candidaturas, tres de parlamentarios y seis de personalidades independientes, fueron rechazadas, la mayoría de ellas por no haber logrado el apoyo mínimo de 15 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que ha comenzado una reunión plenaria para elegir al presidente de la república.

Marzuki cuenta con el apoyo de las otras dos fuerzas mayoritarias de la Asamblea, el movimiento islámico Al Nahda y el partido Al Takatol, con las que alcanzó un pactó tras conocerse los resultados de las elecciones del pasado 23 de noviembre, en las que el CPR logró 29 escaños, Al Nahda 89 y el Takatol 20.

Según este acuerdo, anunciado el 21 de noviembre, la presidencia del Estado recaerá en Marzuki, la de la ANC en Mustafá Ben Yafaar del Takatol (ya elegido presidente de la Asamblea), y la presidencia del Consejo de Ministros, en el secretario general del partido Al Nahda, Hamadi Yabali.