Madrid, 12 dic (EFECOM).- España defenderá en el Consejo de ministros de la Unión Europea (UE), que se celebra esta semana, incrementos en las cuotas pesqueras para 2012, en el caso de especies como la merluza, y rechazará los recortes de capturas que propone la Comisión Europea (CE) sin datos científicos suficientes.

El Comité Consultivo de Pesca, formado por el Gobierno en funciones y las comunidades autónomas, ha consensuado una postura común de Estado de cara al Consejo de la UE, que se reunirá el jueves y el viernes en Bruselas para negociar los Totales Admisibles de Capturas (TAC) de 2012.

Asistirá al Consejo la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en funciones, Rosa Aguilar, acompañada por la conselleira del Mar de Galicia, Rosa Quintana, quien representará a las CCAA.

La secretaria general del Mar en funciones, Alicia Villauriz, ha declarado hoy a los medios de comunicación que España reivindicará que no se apliquen las ideas de la CE para imponer "reducciones automáticas" de cuotas, cifradas entre el 15 % y el 25 %.

Villauriz ha señalado que, dentro de las especies, España solicitará "incrementos" para el jurel y para la merluza del norte (Gran Sol, aguas de Escocia, Irlanda y caladeros no españoles del Golfo de Vizcaya), para la que la CE propone una rebaja del 11 %.

La merluza es el recurso de mayor valor comercial para la flota española.

Villauriz ha subrayado que España también reclamará los "incrementos necesarios" y que si no hay información científica no se apliquen las disminuciones que plantea Bruselas.

En este caso, ha incluido el rape o el gallo en caladeros en los que la CE plantea una bajada del 25 % y la anchoa o boquerón del Golfo de Cádiz (con una rebaja del 15 %).

Por otra parte, el Consejo de Ministros analizará la propuesta sobre el futuro Fondo que financiará la pesca (2014-2020), que según Villauriz mantiene globalmente una dotación parecida para el sector, en comparación con el actual, pero incluye aspectos negativos "preocupantes".

El Gobierno en funciones y las CCAA están preocupados porque el nuevo Fondo no prevé ayuda para las paradas temporales ni al desguace de la flota, y piden, además, un trato adecuado a la pesca artesanal.

La conselleira gallega, Rosa Quintana, ha confiado en que a la CE se le "ablande un poquito el corazón" y pueda permitir un incremento del TAC de caballa, si bien todo ello está pendiente de las negociaciones con Noruega e Islas Feroe.

La consejera de Agricultura y Pesca vasca, Pilar Unzalu, ha criticado que Bruselas decida reducciones sin estudios científicos y ha abogado por un incremento en la cuota de caballa o una separación de caladeros que propicie un cupo específico para la zona sur.

Desde Asturias, el consejero de Agroganadería, Albano Longo, ha cuestionado las reducciones de hasta el 25 % propuesto para algunas pesquerías "a falta de datos científicos".

Longo ha defendido recortes máximos por especie del 15 %, un mantenimiento de las cuotas para el Cantábrico, y en especial para la merluza sur (aguas ibéricas), cuyo reparto actual "no está permitiendo a los barcos realizar la pesquería adecuada".

En relación a la nueva propuesta de financiación de la pesca, Quintana ha lamentado que "hay mucho fondo para cosas que tienen poco que ver directamente con la actividad pesquera", por lo que Galicia seguirá "peleando" para que se costeen proyectos que afiancen la sostenibilidad económica, social y ambiental del sector.

En la misma línea, Unzalu ha mostrado su preocupación, entre otros aspectos, por la supresión de las ayudas al desguace, el tratamiento dado a la pesca de bajura o la falta de ayudas a los jóvenes para incorporase a la actividad.