El yerno del Rey Juan Carlos de España, Iñaki Urdangarín, dejará de participar en actividades oficiales de la Familia Real, anunció hoy el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, en medio de la polémica generada por una investigación judicial sobre los negocios del duque de Palma.

El anuncio se hizo en un encuentro informativo celebrado en el palacio de la Zarzuela, a raíz de la investigación que lleva a cabo la Fiscalía Anticorrupción de la región de Baleares sobre una supuesta trama de desvío de fondos públicos por parte de la Fundación Noos que presidió Urdangarín.

La Casa Real considera que el comportamiento del esposo de la infanta Cristina, hija menor del rey, no parece ejemplar, aunque pide respeto a su presunción de inocencia.

Spottorno dijo que la Casa del Rey publicará en su web oficial, previsiblemente antes de fin de año, un desglose de sus cuentas en capítulos y subcapítulos, como el resto de las administraciones públicas.

El jefe de la Casa del Rey explicó que la decisión de apartar a Urdangarín de las actividades oficiales fue adoptada de común acuerdo por esta institución y el propio duque de Palma.

Pero también lamentó el juicio paralelo abierto en la opinión publica contra alguien que en estos momentos no está imputado ni acusado de nada, según dijo, en alusión a las numerosas informaciones que publican desde hace semanas los medios españoles sobre los negocios del duque.

Spottorno no concretó si también la infanta Cristina dejará de asistir a actos institucionales en representación de la Casa del Rey, algo que "ya se verá".

Pero consideró razonable que los miembros de la Familia Real con una actividad profesional propia disminuyan poco a poco su participación en estas tareas de representación.

Poco después de conocerse la decisión de la Casa del Rey, el abogado y portavoz que Urdangarín nombró el pasado fin de semana para representarle en este caso, Mario Pascual Vives, afirmó que su cliente está "preocupado y apesadumbrado, y un poco indignado" por las informaciones que están apareciendo sobre el Instituto Nòos.

En declaraciones a Efe en Barcelona, el abogado dijo que aún no conocía el anuncio de la Casa Real y señaló que lo comentará con el duque de Palma -que reside en Washington- en las próximas horas para "conocer su opinión".

Por su parte, el presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, quien la semana próxima traspasará el cargo a Mariano Rajoy, confió hoy en que la Casa del Rey "gestione bien" la situación de Iñaki Urdangarín.

En sus primeras declaraciones en torno a la polémica que envuelve al yerno del Rey, Zapatero valoró el papel de la monarquía en España.

"Creo que la Casa Real ha expresado una posición razonable, seria y sólida. Creo que institucionalmente el rey va a saber gestionar esta situación, que nos obliga a todos a tener respeto por la acción de la justicia", señaló en una entrevista en ABC Radio.

El líder socialista subrayó la actuación de don Juan Carlos como "árbitro y moderador" y su "gran prestigio" en el ámbito internacional, donde es "el mejor embajador de España".