La presidenta argentina, Cristina Fernández, ha recibido hoy por la red social Twitter tantos saludos y felicitaciones por el comienzo de su segundo mandato como dardos de dirigentes de la oposición derrotados en las elecciones generales del 23 de octubre pasado.

Ricardo Alfonsín, quien fue candidato presidencial de la socialdemócrata Unión Cívica Radical, sostuvo que Fernández dio "otro discurso con pocas verdades y muchísimas falsificaciones" al hablar en el Parlamento luego de jurar como jefa del Estado para otro mandato de cuatro años.

Destacó que el discurso presidencial describió "los logros del mejor gobierno de la historia" en vez de ocuparse de "la inflación, el trabajo en negro, la energía, los subsidios, la concentración de la riqueza, la vivienda para los jóvenes y los necesarios estímulos a los pequeños empresarios y los emprendedores".

El dirigente de la UCR, actual diputado e hijo del fallecido expresidente Raúl Alfonsín (1983-1989), fue blanco de múltiples críticas de "twitteros" oficialistas por haberse dedicado a hacer girar sus anteojos con una mano mientras Fernández pronunciaba su discurso ante los legisladores.

Otro radical, el expresidente Fernando de la Rúa (1999-2001), optó en cambio por felicitar a Fernández y remarcó que "en pos de la democracia todos los argentinos" acompañan a la mandataria.

"Felicitaciones a la señora Presidenta por la asunción de su segundo mandato", escribió De la Rúa, quien hace una década renunciaba en medio de un estallido social y la peor crisis económica de la historia del país.

"Lamentablemente" en el mensaje de la jefa del Estado "no hubo ni una sola mención al problema de la inseguridad, a la inflación, al diálogo y a la búsqueda de consensos", opinó el diputado argentino-colombiano Francisco De Narváez, derrotado candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, en la que fue reelegido Daniel Scioli al frente del Ejecutivo provincial.

"Día de celebración democrática. Un nuevo gobierno electo por los argentinos asume su responsabilidad. Analicemos mañana. Hoy celebremos", señaló Esteban Bullrich, ministro de Educación de la Alcaldía de Buenos Aires, en manos del conservador Mauricio Macri, reelegido por amplio margen en los comicios locales de julio pasado.