La Iglesia católica de El Salvador anunció hoy que promoverá un nuevo acuerdo de paz para combatir la criminalidad, que podría lanzarse en 2012 con motivo del vigésimo aniversario de los convenios que pusieron fin a la guerra civil (1980-1992).

"El 16 de enero se cumplen 20 años de los Acuerdo de Paz; quisiéramos, soñamos" con "proponer al país un nuevo acuerdo de paz" encaminado a "vencer la violencia", dijo el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez.

Explicó que esa propuesta se basará en las conclusiones de una reciente consulta, promovida por el Consejo Nacional de Educación, formado por diversos sectores, que "indican una ruta a seguir para vencer la violencia".

Será "una especie de planteamiento, de manifiesto a la nación, como una especie de Biblia para la paz, eso es lo que soñamos", subrayó Rosa Chávez en la rueda de prensa acostumbrada después de la misa dominical en la Catedral de San Salvador.

"El 16 de enero podría ser una fecha muy bonita para que este acuerdo se lanzara al país", remarcó el prelado.

Los Acuerdos de Paz entre el Gobierno salvadoreño y la entonces guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), hoy partido en el poder, se suscribieron el 16 de enero de 1992 en México.

Rosa Chávez indicó que la consulta sobre el actual clima de violencia que vive El Salvador refleja, entre otros aspectos, que "no se tiene confianza en la Policía".

"Cuando la gente dice: 'Cuanto más lejos un policía, mejor', estamos mal", enfatizó el obispo auxiliar, pero también lamentó que "la gente no se ha involucrado" en la búsqueda de soluciones ante la violencia.

Entre las conclusiones de la consulta, mencionó la necesidad de adoptar "un modelo de desarrollo económico que genere fuentes de empleo y oportunidades de inclusión social", especialmente para los jóvenes, y que "cualquier solución que se plantee" para combatir la violencia "debe pasar por una coordinación interinstitucional".

El estudio también contempla la promoción de valores morales y espirituales, comenzando en el hogar y las escuelas, y que los medios de comunicación erradiquen la difusión de contenidos que conlleven violencia, añadió.

"Se trata de apostarle a la prevención, combatir la pobreza, la exclusión, fomentar los valores", puntualizó Rosa Chávez.

Adelantó que los resultados de la consulta serán elevados al Gabinete de Seguridad, entre otras autoridades.

La guerra civil causó unos 75.000 muertos en El Salvador, que actualmente es considerado como uno de los países con más altos índices de violencia, con un promedio diario de 11 asesinatos, cuya mayoría las autoridades atribuye a las pandillas.