El 55 por ciento de los alemanes está poco o nada satisfecho de cómo la canciller federal, Angela Merkel, está gestionando la crisis de la deuda soberana, pese a que gran parte de sus propuestas fueron aceptadas en la cumbre europea del viernes en Bruselas.

Según una encuesta del instituto demoscópico Infratest hecha pública hoy por la cadena pública ARD, un 18 por ciento de los interrogados se muestra "nada satisfecho" con la actuación de su jefa de Gobierno y un 37 por ciento dice estar "poco satisfecho" con su gestión.

Por su parte, otro 37 por ciento está "contento" con el papel que ha desempeñado la canciller germana en la resolución de la crisis de la eurozona y sólo un 5 por ciento se siente "muy satisfecho" con su intervención.

Sobre los acuerdos alcanzados en la última cumbre de líderes de la Unión Europea (UE), la mayoría de los encuestados se muestra escéptico.

Así, sólo un 35 por ciento cree que ayudarán a estabilizar la eurozona, mientras que un 57 por ciento asegura que lo acordado en Bruselas entre el jueves y el viernes no servirá para tranquilizar a los mercados, atajar la deuda pública y retomar la senda del crecimiento económico.

En la misma encuesta, un 65 por ciento de los participantes considera que la solidaridad financiera alemana beneficia a su país, frente al 30 por ciento que cree que la participación germana en los rescates europeos perjudica a la primera economía europea.

En otro estudio demoscópico publicado hoy por el rotativo "Bild am Sonntag", casi la mitad de los encuestados consideró que Alemania se encontraría en la actualidad en una mejor posición si no perteneciese a la Unión Europea (UE).

Así, un 46 por ciento considera que a Alemania le iría mejor fuera de la UE debido a la crudeza de la crisis de la deuda soberana, mientras que un 45 por ciento opina lo contrario.

Además, el estudio apuntó que un 51 por ciento de los encuestados ve con pesimismo el futuro del euro, mientras que sólo el 44 por ciento está convencido de que la evolución de la moneda europea en los próximos meses va a ser positiva.

A pesar de estas opiniones, el 60 por ciento de las personas que atendieron el estudio no vieron probable que Alemania abandone la UE, frente al 33 por ciento que ve esta opción política como posible.