La Policía detuvo hoy a 47 personas al levantar el campamento del movimiento Occupy en Boston, una de las últimas ciudades de EE.UU. donde aún no se había desalojado a los manifestantes.

Según indicó la Policía de la ciudad, entre los detenidos en el campamento frente a la Reserva Federal de Boston se encuentran 33 hombres y 14 mujeres, la mayoría de ellos bajo cargos de allanamiento de propiedad.

La intervención de los agentes se produjo a primeras horas de la mañana, cuando los manifestantes todavía dormían, sin que se produjeran incidentes violentos.

En una rueda de prensa, el alcalde de Boston, Thomas Menino, indicó que la decisión del desalojo se produjo por motivos de seguridad pública.

El movimiento "Occupy Wall Street" comenzó el pasado mes de septiembre en Nueva York, y se extendió a numerosas ciudades del país, que han mantenido campamentos durante más de dos meses para protestar contra los excesos y la falta de regulación del sistema financiero.

En las últimas semanas, la policía ha procedido a desmantelar los campamentos por cuestiones de "salud pública y seguridad", entre ellos los de Nueva York y Los Ángeles, dos de los más grandes.

Sin embargo, en la capital estadounidense, cuyos parques son gestionados por la Agencia Nacional de Parques y no por las autoridades locales, se mantienen en pie dos campamentos de protesta en sendas céntricas plazas.