Nicaragua enviará al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, el informe electoral realizado por el Consejo Supremo Electoral nicaragüense presentado hoy en el que defiende la legitimidad de las elecciones del pasado 6 de noviembre, que la oposición denunció como fraudulentas.

El representante de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Denis Moncada, anunció ante el Consejo Permanente del organismo, reunido en sesión ordinaria, que su delegación enviará a Insulza el informe, para rebatir las objeciones recogidas en el documento presentado por la misión de observación electoral del organismo.

La misión electoral de la OEA tuvo problemas para acceder al 20 por ciento de las mesas de votación que tenían previsto supervisar durante la jornada e informó de irregularidades en la entrega de cédulas y de diversos hechos de violencia.

La delegación nicaragüense ya había protestado anteriormente por las críticas en el informe de la OEA que, según Moncada, "carecía de objetividad, imparcialidad y transparencia".

Moncada señaló que el documento del poder electoral nicaragüense contiene "amplia y detallada información objetiva y elementos suficientes para la comprensión de lo acontecido en el proceso electoral nicaragüense en los ámbitos jurídico, político e institucional".

El Consejo Supremo Electoral presentó en Managua ante los embajadores acreditados en el país un extenso informe en el que defiende que todos los partidos participaron en "igualdad de condiciones" y los ciudadanos "avalaron y legitimaron" el proceso, que dio la victoria "inobjetable y contundente" al presidente Daniel Ortega.