El presidente de Bolivia, Evo Morales, mantuvo hoy en la localidad bonaerense de Escobar un encuentro con la colectividad boliviana en Argentina, país al que viajó para asistir este sábado a la asunción del segundo mandato presidencial de Cristina Fernández.

Unas 5.000 personas recibieron a Morales en la Casa de Eventos Culturales de la Colectividad Boliviana en Escobar, un polideportivo donde se sucedieron espectáculos de folclore boliviano y un pequeño recital del cantante argentino Víctor Heredia.

"Estoy sorprendido por la organización de los bolivianos aquí", dijo Morales, que protagonizó la primera visita de un presidente extranjero a Escobar, situada a 60 kilómetros de Buenos Aires y lugar de residencia de numerosos bolivianos.

Durante el acto, al que asistieron el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; el alcalde de Escobar, Sandro Guzmán; la embajadora de Bolivia en Buenos Aires, Leonor Araujo, y el cónsul boliviano Ramiro Tapia, Morales fue declarado "visitante ilustre" de Escobar.

Tras el acto, el mandatario boliviano se animó a jugar un partido de fútbol con parte de su custodia y la camiseta de la selección de Bolivia contra un equipo local, con el alcalde de Escobar como figura.

Esta localidad bonaerense es un polo de cultivo de frutas y hortalizas, una actividad donde la colectividad boliviana tiene una fuerte presencia.

De hecho, Morales recibió como regalo de parte de representantes de la colectividad canastas con frutas y verduras que se producen en la zona.

El gobernante boliviano señaló que viajó a Argentina "para apoyar a la compañera Cristina", quien, aseguró, "es muy solidaria con el pueblo boliviano".

Morales también evocó la figura del fallecido expresidente argentino Néstor Kirchner, a quien calificó como su "maestro en esto comenzar el camino de la liberación de nuestros pueblos".