El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, se mostró favorable a celebrar partidos del Mundial de Clubes de 2012 en el noreste de Japón, devastado por el desastre marzo, tras visitar hoy la provincia de Miyagi, una de las más afectadas.

"Estoy totalmente a favor de emplear uno de los estadios -el de Sendai es una posibilidad- aunque decidiremos cual es el más idóneo de manera que no perturbe la competición", dijo el dirigente suizo tras visitar el centro futbolístico financiado por la FIFA en la ciudad de Matsushima y recorrer otras localidades de Miyagi

El Estadio Yurtec de Sendai, domicilio del Vegalta Sendai de la J.League, tiene capacidad para unos 20.000 espectadores y es uno de los mayores de la región, junto con el Estadio de Miyagi, situado en la localidad de Rifu.

Blatter explicó en declaraciones recogidas por la agencia local Kyodo que el organismo meditó celebrar el torneo en el noreste nipón este año, aunque finalmente se optó por jugar el Mundial de Clubes 2011 en el estadio Toyota de Nagoya y en el Estadio Internacional de Yokohama, ambos en el centro del país.

"Este año, hemos tenido que seguir celebrándolo en estas dos ciudades, pero el año que viene, está todo abierto. Y estoy seguro que, junto con el comité organizador local y mi amigo Junji (Ogura, presidente de la federación nipona), vamos a encontrar una solución", dijo Blatter.

El presidente de la FIFA se mostró impactado por los efectos del desastre del 11 de marzo en la región que visitó hoy.

"Lo que he visto es desolación. Parece un terreno devastado por la guerra, aunque ha sido devastado por la naturaleza", explicó.

Blatter también mostró hoy su apoyo a Japón al secundar la organización del Mundial femenino de 2019 en el país asiático, algo que dijo que propondría en la reunión del comité ejecutivo de la FIFA que se celebra la semana próxima en la capital nipona, Tokio.

"Los japoneses han demostrado sus capacidades organizativas cuando celebraron el Mundial de Fútbol de 2002 junto a sus vecinos surcoreanos", explicó el suizo, que recordó la victoria de la selección femenina nipona en el Mundial de este año en Alemania.

Blatter defendió que sería buena idea celebrar el evento en Japón dado que el próximo torneo lo acogerá Canadá en 2015 y que en Asia solo China ha sido anfitrión de la competición.