Una comisión académica china otorgó el Premio Confucio de la Paz al premier ruso Vladimir Putin por engrandecer el poderío militar y el estatus político de Rusia, así como aplastar a las fuerzas antigubernamentales en Chechenia.

El Confucio fue lanzado a fines del año pasado como alternativa al Premio Nobel de la Paz, otorgado en 2010 al disidente chino preso Liu Xiaobo. La ceremonia tuvo lugar un día antes de la entrega del Nobel de la Paz en Oslo, y cuando el Comité Nobel ha reiterado sus pedidos de libertad para Liu.

La organización que otorga el premio anunció el mes pasado que el galardonado era el premier porque, durante su presidencia de 2000 a 2008, Putin "provocó un notable engrandecimiento del poderío militar y el estatus político de Rusia". Citó también el aplastamiento de las fuerzas antigubernamentales en Chechenia.

Qiao Damo, titular del Centro Internacional de Investigaciones por la Paz, expresó esperanzas de que dos estudiantes escogidas para recibir el premio en nombre de Putin puedan entregárselo al premier ruso, sea en su próxima visita a Beijing o en Moscú.

Las dos estudian en la Universidad de Lenguas y Cultura de Beijing, dijo Qiao a la AP por vía telefónica. Las identificó como Katya y Maria, pero no reveló sus apellidos.

En la ceremonia inaugural del Confucio el año pasado, el galardonado, ex vicepresidente taiwanés Lien Chien, estuvo ausente porque, dijo, no estaba enterado del honor. Una niña recibió el premio en su lugar.

El Premio Confucio es otorgado por profesores e investigadores universitarios que dicen ser independientes del gobierno.