Organizaciones de derechos humanos exigieron hoy al Estado salvadoreño esclarecer lo más pronto posible la masacre de El Mozote (oriente), ejecutada hace 30 años por el Ejército y en la que murieron cerca de un millar de personas.

"El Estado salvadoreño tiene la obligación de hacer valer a las víctimas de estos hechos su legítimo derecho a la verdad, justicia y reparación y se juzgue a los responsables de estos crímenes de lesa humanidad", dijo hoy el procurador de Derechos Humanos de El Salvador, Óscar Luna, según un comunicado de su institución.

Agregó que "la democracia, la reconciliación y la paz sólo pueden ser construidos sobre la base del respeto a los derechos humanos".

Por su parte, en un comunicado conjunto diversas instituciones de derechos humanos lamentaron que después de 30 años "ninguna de las personas responsables de perpetrar la masacre ha sido juzgada", a pesar de que los sobrevivientes siguen "reivindicando sus derechos a la verdad, la justicia y la reparación".

La masacre de El Mozote es "una de las más sangrientas de la historia reciente de Latinoamérica", resaltó el documento firmado por Tutela Legal del Arzobispado de San Salvador, la Asociación Pro-Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos y el Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (IDHUCA).

También lo firman la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), este último de Costa Rica.

Entre el 11 y 13 de diciembre de 1981 alrededor de un millar de personas, la mayoría niños, mujeres y ancianos, fueron asesinadas en masa en el cantón El Mozote y otros caseríos aledaños durante una operación del ahora extinto Batallón de Infantería de Reacción Inmediata Atlacatl, en plena guerra civil (1980-1992), en el departamento de Morazán (oriente).

El Informe de la Comisión de la Verdad, emitido en 1993 tras la firma de los Acuerdos de Paz en 1992, detalla que durante esos tres días los habitantes de El Mozote y lugares aledaños fueron "ametrallados" y sus viviendas incendiadas.