El gobierno de Rusia autorizó a la oposición realizar una protesta masiva contra lo que ésta denuncia como fraude electoral tras la violenta represión policial de principios de semana contra varias manifestaciones que carecían de permiso oficial, dijeron el viernes los organizadores de la movilización.

La decisión de autorizar para el sábado la manifestación de 30.000 personas en una plaza frente al Kremlin, pero ubicada al otro lado del río, al parecer es un intento por evitar la violencia suscitada durante las movilizaciones posteriores a los comicios legislativos del domingo pasado.

El partido Rusia Unida del primer ministro Vladimir Putin captó 50% de los votos, una baja significativa con respecto a comicios anteriores, aunque le permite conservar la mayoría en la cámara baja. Sin embargo, los partidos de oposición y los observadores dijeron que incluso ese resultado fue inflado porque los comicios estuvieron amañados. Los observadores internacionales por su parte señalaron que hubo llenado de urnas.

Miles de personas han participado en las protestas poselectorales que duraron varios días en Moscú, en el mayor desafío a la fecha hacia Putin, un reflejo del enfado cada vez mayor de la ciudadanía hacia la autoridad del primer ministro y que podría complicarle su intención de volver a la presidencia en los comicios de marzo próximo.

La policía dispersó con brutalidad las diversas movilizaciones y detuvo a cientos de manifestantes.

Los inconformes han utilizado internet para coordinar sus movilizaciones. Poco más de 30.000 personas se han inscrito en una página de Facebook para participar en la protesta del sábado en tanto que manifestaciones similares fueron convocadas en diversas ciudades de Rusia para exigir una pesquisa sobre el presunto fraude electoral y la realización de nuevos comicios.

La legisladora Ilya Ponomaryov, una de las dirigentas del movimiento opositor Frente de Izquierda, dijo que la protesta programada para el sábado era un quiebre importante similar a las movilizaciones que contribuyeron al derrumbe del Régimen Comunista hace dos décadas.

"Esperamos que esta protesta política sea la más grande en 20 años", dijo la legisladora en conferencia de prensa.

Putin ocupó la presidencia dos periodos que abarcaron de 2000 a 2008 e inmediatamente después ocupó el cargo de primer ministro. Putin respetó la constitución en cuanto al límite de periodos consecutivos que podía ejercer como mandatario pero en su cargo de primer ministro perduró en el poder como el gobernante número uno de Rusia.