La NBA recibió críticas de varios sectores por vetar el canje de Chris Paul a los Lakers de Los Angeles.

Los Hornets de Nueva Orleáns, que son propiedad de la liga, habían logrado un acuerdo entre tres equipos el jueves para enviar a su estelar base a los Lakers. Sin embargo, la NBA vetó el canje, aunque negó que la decisión fuera por presión de los otros dueños de equipo sobre el comisionado David Stern.

El dueño de los Mavericks, Mark Cuban, le dijo a una estación de radio que la liga atravesó un cierre patronal precisamente para evitar este tipo de acuerdo en el que los equipos de mercados pequeños pierden a sus estrellas.

Magic Johnson escribió el viernes en Twitter que Stern y los dueños tomaron la "decisión errónea".

Stern respondió con un comunicado en el que dijo que los Hornets "están mejor con Chris en el uniforme de los Hornets que con el resultado del canje propuesto".