La agencia Moody's redujo el viernes la calificación de tres importantes bancos franceses citando un empeoramiento de la crisis de deuda en la eurozona.

Después de una revisión, Moody's degradó las calificaciones a la fortaleza en general y a las deudas de BNP Paribas, Societe Generale y Credit Agricole.

La firma destacó en tres comunicados que las reducciones de crédito fueron motivadas por un deterioro en la liquidez y las condiciones de financiamiento y el "frágil entorno de operaciones para los bancos europeos".

La decisión del viernes sucede un día después de que un regulador informó que los bancos europeos tendrían que aumentar su capital — a casi 115.000 millones de euros (154.000 millones de dólares) — más de lo esperado para cumplir con un nuevo estándar que busca vacunar a los inversionistas contra la agitación en el mercado.

Los bancos europeos tienen en sus cuentas miles de millones de dólares de bonos gubernamentales de riesgo y los inversionistas están cada vez más preocupados de que los deudores no podrán soportar todas las pérdidas esperadas por los préstamos.