La canciller alemana, Angela Merkel, calificó hoy al nuevo pacto fiscal que ha cerrado hoy la eurozona junto con al menos otros seis países de la UE de un "muy buen resultado" que permitirá a los 17 países que comparten la moneda común "recuperar la credibilidad" que han perdido en los mercados.

"Estoy muy contenta por el hecho de que hayamos logrado un buen resultado tras largas consultas. Vamos a crear una nueva unión fiscal para el euro que al mismo tiempo será una unión de estabilidad", afirmó Merkel al abandonar el Consejo Europeo.

"Siempre he dicho que los 17 Estados miembros del euro deben recuperar la credibilidad, y creo que con los acuerdos de hoy podemos y vamos a lograrlo", aseguró.

El pacto fiscal de los "17 +" como ya se llama esta fórmula, es importante porque demuestra, dijo Merkel, "que hemos aprendido del pasado y de los errores".

También ayuda a recuperar la confianza perdida porque, añadió, "tendremos en el futuro decisiones vinculantes, normas vinculantes y más poder para la Comisión Europea, además de una mayor unión y con ello una mayor coherencia", señaló.

"Eso es nuestra contribución para hacer el euro seguro", agregó.

En virtud del pacto fiscal, los países que participen en él tendrán que introducir la "regla de oro" en sus constituciones, cuya transposición será verificada por el Tribunal de Justicia de la UE, tendrán que asumir sanciones automáticas en caso de que incumplan los objetivos de déficit y deuda, y tendrán que someter sus presupuestos a un control previo de la Comisión Europea.