El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a los líderes políticos de la República Democrática del Congo (RDC) que resuelvan "pacíficamente y mediante los mecanismos legales disponibles" sus diferencias sobre los resultados de las elecciones presidenciales del 28 de noviembre.

"El secretario general pide que todas las diferencias sobre los resultados de las elecciones se resuelvan pacíficamente y mediante los mecanismos legales y de mediación disponibles, incluido el Comité de Mediación Nacional", dijo el portavoz de Ban en un comunicado distribuido en la sede central de la ONU.

Los resultados provisionales de las elecciones fueron publicados hoy y otorgan la victoria al actual jefe de Estado, Joseph Kabila, con el 48,95 % de los votos, mientras que el líder de la oposición, Etienne Tshisekedi, consiguió el 32,33 %.

Tras la publicación, Tshisekedi rechazó los resultados de los comicios y se autoproclamó presidente del país africano, con lo que se incrementa la tensión que vive la nación desde el inicio del proceso electoral.

Ban "reitera su llamada a la calma y exhorta a los candidatos y a sus seguidores a ejercer la moderación y evitar cualquier acto de violencia, provocación o incitación a la violencia", añadió el comunicado del máximo responsable de Naciones Unidas.

Camiones de las fuerzas de seguridad recorren ahora Kinshasa para tratar de impedir que se produzcan incidentes violentos protagonizados por los seguidores de Tshisekedi, que dejaron claro durante toda la campaña electoral que rechazarían cualquier resultado desfavorable a su líder.

El rechazo por parte de Tshisekedi de los resultados de las elecciones, publicados este viernes por la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI), se produce tan sólo unos días después de que este organismo anunciara que los 11 candidatos a la presidencia se habían comprometido formalmente a aceptar el desenlace de los comicios.

El proceso electoral de la RDC ha estado marcado por un constante ambiente de tensión, que se ha visto enfatizado por el retraso en la publicación de los resultados por parte de la CENI, que debían haberlos dado a conocer hace tres días.

Unos 32 millones de congoleños acudieron a las urnas el pasado 28 de noviembre en los segundos comicios que se celebran en el país tras cuatro décadas de dictaduras militares y guerras civiles.