Cientos de Gibraltareños han acudido a Main Street, la principal calle de Gibraltar, para dar la bienvenida a su nuevo Ministro Principal, Fabian Picardo, líder de la coalición socialista-laboralista GSLP-LP.

Ni una noche electoral en la que el recuento de los votos se prolongó hasta primeras horas de la mañana, ni el frío, han disuadido a los habitantes del Peñón de recibir a su nuevo gobernante.

Al finalizar las intervenciones de los candidatos en el John Mackintosh Hall, Picardo ha dado el tradicional paseo del ganador de las elecciones generales acompañado de su mujer, Justine Picardo -embarazada del primer hijo del matrimonio-, entre banderas de Gibraltar e insignias con los colores del GSLP.

Los gibraltareños han recibido a su ministro principal electo con cánticos y al grito de "Tú sí que vales", que se ha convertido desde primera hora de la mañana en el grito de triunfo de los militantes y partidarios de la coalición ganadora.

El GSLP-PDP ha obtenido un 48,8 % de los votos, frente al 46,76 % del GSD de Peter Caruana y al 4,36 % del PDP de Keith Azopardi.

Picardo ya mostraba ayer, en declaraciones a los medios de comunicación, su "total confianza" en el triunfo, que contrastaron con la cautela de Caruana, quien, al responder sobre la posibilidad de un quinto mandato, destacó el "desgaste natural que sufre cualquier partido" en 15 años y medio de gobierno.

Mientras Picardo paseaba entre los ciudadanos, Caruana, la otra cara de la moneda electoral, concedía una entrevista a la GBC, la televisión local, en la que resaltaba que no es posible "estar tanto tiempo en el Gobierno sin haber hecho cosas buenas".

En este sentido, destacó la situación económica de Gibraltar, las relaciones con Reino Unido y la imagen de Gibraltar ante la comunidad internacional como algunos de los principales logros de sus sucesivos mandatos.

"Mi última responsabilidad como ministro principal es ayudar a empezar al nuevo Gobierno porque no se trata de GSLP o GSD, sino de Gibraltar", ha dicho Caruana.