La Casa Blanca dio la bienvenida hoy a las "señales de progreso" en la Unión Europea (UE) para hacer frente a la crisis de deuda, tras el acuerdo alcanzado en la cumbre de Bruselas para reforzar la disciplina fiscal.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que "hay señales de progreso y eso es algo bueno", aunque renovó su llamamiento a que la Unión Europea actúe de modo decisivo contra la crisis.