Cuba revisará la estructura de su liga y buscará más partidos internacionales para mejorar el desempeño de su alicaída selección de béisbol, indicó el presidente del comité olímpico cubano José Ramón Fernández.

El béisbol cubano, otrora imbatible a nivel internacional, ha sufrido varios reveses en años recientes y su último título importante fue el mundial de 2005.

Cuba tuvo que conformarse con la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Guadalajara en octubre, y poco antes perdió ante Holanda la final del mundial en Panamá.

"Podemos y debemos mejorarlo... el béisbol cubano no esta acabado", declaró Fernández en una reunión con la prensa local, según reportó el viernes el diario Juventud Rebelde. El funcionario contempló algunas soluciones como "revisar la estructura de la Serie Nacional y buscar topes (partidos) de calidad".

Eliminado del programa olímpico para los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres, el próximo reto internacional del béisbol será el tercer Clásico Mundial en 2013. Cuba quedó segunda en la primera edición del certamen y quinta en la segunda.

Fernández también reconoció que Cuba tendrá un reto difícil en Londres, donde buscará mejorar el desempeño de dos medallas de oro que conquistó en 2008 en Beijing.

"Competir en Londres será muy difícil frente a los grandes países en extensión, población, tecnología y riquezas, pero haremos el mayor esfuerzo", señaló.

"Pronosticar o prometer o promoverse son tres palabras diferentes, entonces proponemos hacer todo lo que podamos hacer, conscientes de lo que hacen los países ricos. Aspiramos asistir a Londres con nuestros mejores atletas", agregó.

Fernández calificó de "excelentes" los resultados de los cubanos en los Panamericanos de Guadalajara, donde conquistaron 58 medallas de oro para quedar segundos detrás de Estados Unidos.