KINSHASA — El presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila, ganó la reelección con 49% de los 18,14 millones de sufragios emitidos, de acuerdo con los resultados finales pero provisionales que difundió el viernes la comisión electoral.

El veterano dirigente opositor Etienne Tshisekedi quedó detrás con 32% de los votos, dijo el jefe de la comisión electoral Daniel Ngoy Mulunda, quien anunció las cifras finales. Manifestantes prendieron fuego a neumáticos cerca de algunos centros de conteo de votos.

Los partidarios de Tshisekedi había anunciado que efectuarían movilizaciones callejeras si la autoridad electoral proclamaba ganador a Kabila.

"Los candidatos deben entender que en todas las elecciones hay siempre un ganador y uno o varios perdedores", había expresado Mulunda antes de la lectura de los resultados finales.

Corresponde ahora a la Suprema Corte ratificar o no los resultados de los comicios.

En un vecindario cercano a la comisión electoral y que es predominanemente favorable a Kabila, la gente salió a los balcones y celebró los resultados con gritos de júbilo.

La policía antidisturbios aguardaba atenta dentro de camiones.

"Esto es un total desastre", dijo Fabien Bukasa, simpatizante de Tshisekedi. "Estamos pensando qué haremos. Desconocemos lo que pasará".

Aunque observadores internacionales dijeron que las elecciones tuvieron algunos defectos, se abstuvieron de calificarlas de fraudulentas.

La mayoría dijo que las irregularidades no fueron tan generalizadas como para incidir en los resultados.

Sin embargo, la creencia entre los opositores de que Tshisekedi fue el ganador allana el camino para la confrontación.

Algunos habitantes han huido del país por temor a diversos hechos de violencia.

La violencia electoral dejó al menos 18 personas muertas y más de 100 heridas, en tanto que la mayoría de las víctimas fatales fueron responsabilidad de efectivos leales a Kabila, de acuerdo con un informe de la organización internacional defensora de los derechos humanos Human Rights Watch.

___

El periodista de The Associated Press, Jerome Delay, en Kinshasa, contribuyó a este despacho.