El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, ha advertido hoy tras el pacto fiscal alcanzado por 23 Estados miembros de la UE, y al que podrían sumarse otros tres Estados más pero del que seguro quedaría fuera Reino Unido, que la Eurocámara "pedirá mayor unidad en los avances de la Unión".

Buzek ha lamentado que el acuerdo alcanzado esta madrugada no incluya a los Veintisiete países miembros, si bien se ha mostrado esperanzado que, como ocurrió con el tratado Schengen, "un primer tratado intergubernamental con el tiempo se puede acabar convirtiendo en ley comunitaria" con la suma de más países.

El presidente de la Eurocámara, que ha apuntado que el martes en el pleno de Estrasburgo los eurodiputados pedirán cuentas a los presidentes del Consejo y la Comisión Europea, Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso sobre los resultados de esta cumbre, ha destacado que entre los países que han llegado al pacto "están todos los de la Eurozona".

"Significa que hay una sola voz entre los países de la moneda única para una mayor unión monetaria, económica y fiscal", ha apuntado.

Buzek se ha mostrado "confiado" que los otros tres países que antes de dar el sí definitivo quieren consultar con sus parlamentos nacionales -Suecia, Hungría y República Checa- "también avanzarán con el resto".

Respecto a la negativa de Reino Unido, Buzek ha querido restarle importancia y ha apuntado que "Reino Unido es un miembro de pleno derecho de la UE" y que, como el resto, "tiene una soberanía nacional que como siempre hay que respetar".

El presidente de la Eurocámara ha dicho esperar que el Parlamento Europeo tenga su papel en la tramitación del nuevo acuerdo.

"Hay que involucrar a todas las instituciones en el proceso que ahora se abre. Los eurodiputados, que han sido elegido democráticamente, tienen que poder participar por legitimidad y responsabilidad democrática", ha afirmado.